Nuevo diseño de mi web

He cambiado el diseño de mi web. Lo he simplificado. Ahora hay menos distracciones.

Me gusta la tipografía monoespaciada. Me gusta que N caracteres ocupen siempre el mismo ancho, independientemente de qué caracteres sean.

El nuevo diseño homenajea —más si cabe— a mi querido WordStar 4.0, el primer procesador de textos que utilicé.

El ancho de la pantalla era de ochenta caracteres. Pero el espacio en el que podías escribir se limitaba a sesenta y cinco: cuestión de legibilidad.

Yo he mantenido estas características en el diseño. En el visionado para ordenador, se entiende. Obviamente, el ancho ha de ser más limitado en el visionado para móvil.

En el WordStar 4.0 había una regla en la parte superior que indicaba los tabuladores. Era así:

L----!----!----!----!----!----!----!----!----!----!----!--------R

Y en este espacio escribía uno el texto que quisiera, regresando el texto al principio del renglón siguiente cuando alcanzaba los mencionados sesenta y cinco caracteres.

Tengo por ahí otro diseño para la web que imita todavía más el estilo del WordStar 4.0. Pero creo que no estás preparado todavía para ese salto.

Observo entre mis semejantes una fiebre por los auriculares inalámbricos que no termino de comprender. Por un ligero aumento de libertad de movimiento, aceptan la esclavitud de tener que cargar sus baterías cada nada y menos, y la restricción de sólo poder usarlos durante un par de horas seguidas.

Para mí es como si el orden de los acontecimientos se hubiese dado la vuelta: como si fueran los auriculares inalámbricos los que ya existieran desde hace décadas, y a alguien se le hubiera ocurrido formularse la pregunta: «¿Y si les añadimos un cable para que la batería no se agote y puedan usarse durante todo el tiempo que quieran?»

Tengo muchas cosas que contarte. Lo haré a finales de diciembre. Te enviaré entonces un e-mail en el que te pondré al tanto de todo lo que ha acontecido en mi vida en los últimos meses, así como de las próximas novedades. Apúntate a mi lista de amigos aquí abajo, si aún no lo has hecho:

Por cierto, si quieres recibir de vez en cuando algún texto mío más personal, déjame aquí tu nombre y tu dirección de e-mail*:

(*) Lee mi manifiesto sobre las redes sociales.