¡Menuda zorra! (4): Qué es el feminismo

El feminismo es un invento concebido por la siempre perversa izquierda para ganar votos, nada más, y nada menos, «Qué es el feminismo», me alegro de que me hagas esa pregunta porque os veo muy necesitadas a ti y a tus congéneres de una respuesta que os quite la venda y os haga abrir los ojos para siempre, verás, hubo un tiempo, hace muchos años, en que el feminismo luchaba por equiparar los derechos de las mujeres a los de los hombres, a las mujeres no les parecía bien no poder votar o tener que pedir permiso a sus maridos para trabajar, claro, tenían toda la razón, sus reivindicaciones eran legítimas y necesarias y afortunadamente consiguieron que tales derechos se les reconocieran, pero eso sucedió hace ya unos cuantos años, esa batalla ya se ganó, entonces qué pasa con el feminismo ahora, pues lo que pasa es lo que lleva pasando toda la vida, que quienes desean ostentar el poder necesitan encontrar enemigos para que votarles esté justificado, y cuando no existen esos enemigos, es decir, casi siempre, se los tienen que inventar, ahora que el nivel de vida es tan elevado como para que todos vayamos con nuestro teléfono móvil de última generación en el bolsillo, no cala con la misma fuerza el discurso ése de la pobreza y de la lucha de clases, ese discurso ha perdido potencia, hay que buscarse otro enemigo, ah, mira, el patriarcado, el macho opresor que os tiene constreñidas, que prácticamente no os deja vivir, que os acosa y os maltrata desde que os levantáis hasta que os vais a dormir, los políticos ya saben que tenéis la misma libertad que nosotros desde hace años, incluso más, que tenéis acceso a los mismos puestos de responsabilidad que nosotros, que podéis casaros, divorciaros, trabajar, cobrar el paro, ser infieles a vuestras parejas, que dirigís empresas y que gobernáis países, por eso tienen que inventarse algo, un problema, entonces empiezan a hablar del «elevado» número de mujeres que mueren a cargo de sus parejas cada año y le asignan el nombre de «violencia machista», continúan por poner de moda un término nuevo, el «patriarcado», lo repiten todos los días, a todas horas, en todos las cadenas, en todas las emisoras, en todos los periódicos, en todas las redes sociales, de manera que la población muerde el anzuelo, se va envenenando con ideología feminista, llega un momento en el que todo se ve como machismo, las víctimas masculinas desaparecen de las estadísticas y de los medios mientras que cada vez que muere una mujer es una tragedia nacional, sujetarle la puerta a una mujer para que pase es machista, invitarla a un café es machista, decir «papá» y «mamá» es machista, ordeñar vacas es machista, cualquier cosa imaginable es machista, ahora ya tienes a toda la población convencida de que hay machismo por todas partes, de que el machismo es un problema importantísimo, fundamental, quizás el más importante actualmente, un problema tan grave que hay que combatirlo como sea, con todas las armas que estén a nuestra disposición y, qué casualidad, la izquierda te garantiza que, si los votas a ellos, van a atenuar este problema, a solucionarlo, no, porque algo de machismo tendrán que reservar para seguir combatiéndolo y poder ganar con ese cuento las siguientes elecciones, pero no, a mí no me engañan, ya lo creo que no, te han repetido tantas veces que uno más uno suman tres, uno más uno suman tres, uno más uno suman tres, que te lo has creído, y no sólo eso, han conseguido que aquél que diga que uno más uno suman dos, sea repudiado, lapidado, criminalizado, este libro es muy importante, lo es más aún porque pronto no se podrá publicar, dentro de muy poco expresar cualquier opinión en contra del feminismo será considerado delito, ya están sucediendo cosas graves, cualquier zorrita coge una frase de tu blog, la saca de contexto de manera que parezca que quieres decir otra cosa distinta de la que sostienes, la cuelga en sus redes sociales, incita a tu linchamiento, recoge firmas, los medios se hacen eco de su difamación sin molestarse en conocer lo que verdaderamente opinas, los políticos le siguen el juego a sus mentiras para colgarse medallas a tu costa, y te han buscado la ruina, éste es mi libro, éste es mi legado, tómalo, tuyo es, mío no, toma mi palabra, difúndela antes de que sea demasiado tarde y a nadie se le permita opinar ni acaso pensar como ellos no quieren que pienses ni que opines, yo no soy un borrego, yo tengo cerebro, y tú, amiga mía, aunque no seas tan inteligente como yo, con la ayuda que aquí te ofrezco también puedes empezar a ver la luz, a darte cuenta de que te han anulado la capacidad de raciocinio con su propaganda, te han zombificado con su ideología, y ahora eres incapaz de ver la realidad, sólo ves el decorado que ellos han diseñado para ti, te lo has tragado todo, es una lástima, oh, sí, amaba al Gran Hermano.

Archivo

Suscríbete o tendrás cinco años de mala suerte

Si quieres recibir los artículos exclusivos para suscriptores, déjame aquí tu e-mail y yo personalmente te enviaré dichos textos cuando los publique. De no hacerlo, ya sabes que tendrás cinco años de mala suerte.