María

(Cántese con la música de Menos dos alas, de Joaquín Sabina.)

María es malinchista do nascimento;
María es una cumbia en el Malecón;
se inventa culebrones sin argumento
para animar al Grinch de la oposición.

María es pelirroja hasta decir basta;
María exporta pecas al por mayor;
la adoro, mas me callo por si se gasta
ese oro tan volátil que es el amor.

Su mayor miedo
es ser indigente.
Es sorprendente,
pues el riesgo es muy pequeño
y le sobra quien la quiera,
pero se altera
y es evidente
que nuestro apoyo
no es suficiente.

María es scrum master, nadie es perfecto;
María es abogada de profesión;
lo cierto es que compensa estos dos defectos
porque ser ella misma es su vocación.

María es cariñosa y no lo sabía;
María es compasiva sin compasión;
la quiero hasta el punto en que todavía
le pido matrimonio en esta canción.

Su mayor miedo
es ser indigente.
Es sorprendente,
pues el riesgo es muy pequeño
y le sobra quien la quiera,
pero se altera
y es evidente
que nuestro apoyo
no es suficiente.

* * *

Por cierto, si quieres recibir de vez en cuando algún texto mío más personal, déjame aquí tu nombre y tu dirección de e-mail*:

(*) Lee mi manifiesto sobre las redes sociales.