Le confieso a Juan Gómez-Jurado en sueños que me cae mal

Nunca hay que detener el paso cuando alguien va a hacer una foto. ¿Es ése el mundo que queremos, un mundo en el que se prioriza la foto sobre la vida?

Una de las frases que más he escuchado en mi vida es «no te pega».

Hoy he soñado que Alberto Olmos me invitaba a comer a su casa. Yo estaba conversando con su novia cuando lo escuchaba atender otra visita: «¡No me lo puedo creer! ¡Juan Gómez-Jurado ha venido a verme!», exclamaba.

Durante la comida yo estaba sentado justo enfrente de Gómez-Jurado. Nada más sentarnos, se lo decía sin paños calientes: «Tengo que decírtelo: me caes mal». Y le explicaba el porqué: «Eres un pedante. Me pareces bastante tonto». Su gesto era de sorpresa. En el sueño, su cara era diferente a la real.

Mientras escribo estas líneas, miles de personas continúan escribiendo «Excel» como «Excell». Oremos por sus almas.

Suscríbete aquí*

(*) Lee mi manifiesto sobre las redes sociales.