Instrucciones para no quererte

De modo que escribo en Twitter la siguiente tontería:

INSTRUCCIONES PARA NO QUERERTE

No conocerte.

Y la gente le da a «favorito» y le da a «retweet». Y en Facebook, donde se publica automáticamente todo lo que escribo en Twitter, obtengo un montón de «me gusta».

Al éxito conducen dos atajos: el de lo obvio y el de lo ambiguo.

La chusma, el vulgo, la masa, en fin, el público se dejará conducir por cualquiera de ambos con suma facilidad.

Lo que aprecia la gente es sentirse identificada. Que parezca que les estás contando su vida. Lo obvio cumple este objetivo porque una criatura media hará antes suyo un chascarrillo que una sesuda reflexión. En cuanto a lo ambiguo, basta decir que cuanto más difuso es el mensaje, más posibles interpretaciones genera. Y a mayor número de interpretaciones, más posibilidades de que cada cual escoja la que mas se adecue a su propia circunstancia.

Por ejemplo:

«Estás tan guapa siendo libre que no sé si amo más tus ojos o tu cielo», dice un pájaro en Twitter.

¿Qué idiotez es ésta?

¿Cómo que «Estás tan guapa siendo libre» y qué puñetas «tus ojos o tu cielo»?

El tweet cuenta con decenas de retweet y favoritos. El muchachito —nada contra él, por supuesto— que vierte tan aguda reflexión tiene 11 000 (once mil) seguidores.

«Puedo competir contra cualquier cosa excepto contra la mediocridad». Rafael Sarmentero.

No citarse a uno mismo es hipocresía.

«No citarse a uno mismo es hipocresía». Rafael Sarmentero.

Anoche soñé que tenía una tortuga y un perro campando a sus anchas por casa. La tortuga había llenado el suelo de excrementos. Yo estaba en calzoncillos y venían de visita unas dieciochoañeras amigas de mis primas y me encontraban así. No me vengas ahora con Freud, que te conozco. Gracias. Paz.

El lunes mi amigo K me regaló El gran libro del dandismo. En la dedicatoria escribió:

«Para mi amigo Rafa, que conoce la diferencia entre caballero y dandy y por eso es ambas cosas, porque quien conoce la diferencia entre caballero y dandy es, a su discreción, caballero y dandy.»

—Futbolísticamente hablando, ¿cuál es tu pierna buena?
—Mi pierna buena es la cabeza.

Diálogo con Karim Chergui.

Una mudanza es una sucesión de infiernos y yo acabo de pasar el primero: encontrar piso. Después de casi tres años abandono «62 Madrid» y me marcho el mes que viene a vivir a la que será mi quinta casa en esta provincia.

Lo que viene a continuación —rescindir el contrato del anterior alquiler, meter las cosas en cajas, pintar, gestionar la mudanza…— es mejor no pensarlo si no quiero cansarme antes de empezar.

INSTRUCCIONES PARA LIGAR

1. Sé un chulo.
2. ¿Qué 2 ni 2?

Soy más detective que poeta: me guío más por los hechos que por las palabras.

En una relación amorosa es importante fijarse en lo que da la otra persona. Porque en una relación amorosa uno siempre da lo que necesita.

El amor es booleano: o te quieren o no te quieren. Eso es todo cuanto necesitas saber. No hay grados de amor. Y quien opine que sí los hay es porque no sabe lo que es el amor.

—Ésa es tu opinión. Cada cuál verá el amor a su manera.

—Por supuesto. Pero a efectos prácticos la única realidad que existe es la mía.

«Yo soy o blanco o negro. Gris no voy a ser en mi vida». Diego Armando Maradona.

Archivo

Suscríbete o tendrás cinco años de mala suerte

Si quieres recibir los artículos exclusivos para suscriptores, déjame aquí tu e-mail y yo personalmente te enviaré dichos textos cuando los publique. De no hacerlo, ya sabes que tendrás cinco años de mala suerte.